Translate

lunes, 8 de junio de 2015

MI PRIMO JAKES

           Hasta hoy no veía la hora para hablaros de mi primo Jakes. Como supongo pasará en todas las familias, siempre hay alguien que destaca por su forma de ser, su simpatía o su ayuda desinteresada hacia los demás. Ese es mi primo Jakes, que no es que cumpla a la perfección esas tres condiciones, pero tiene algo, que no se que es, que lo hace especial. 
             Recuerdo hace años, cuando se podía decir que eramos jóvenes, aquellos partidos de fútbol que nos echábamos en el colegio Jesuitas. No eramos grandes estrellas, la prueba está a la vista, ninguno de los dos nos hemos hecho ni ricos ni famosos con ese deporte, pero se podría decir que tampoco eramos unos zotes (torpes, medioestorbos, como quieras traducirlo). Sobretodo me acuerdo de un partido, el primero que jugamos, en el que él jugaba en el equipo contrario al mio y a mi me tocaba marcarlo. ¡Dios, que mal rato me hizo pasar! Como corría el condenao. Yo le seguía con la lengua fuera, tanto que me llegaba al cesped. Fíjate como sería que algunos compañeros se quejaban de que la banda por la que yo corría estaba muy regada, sin pararse a pensar que era yo y mis fluidos corporales los que estábamos provocando esa humedad. El caso es que como no había forma física de pararlo decidí usar la inteligencia, de la que ando extremadamente sobrado como ya sabéis. En una de esas ocasiones que coincidíamos en el espacio-tiempo, es decir, cuando ninguno de los dos teníamos el balón, le dije: "Jakes, ten cuidado porque aquí utilizamos unas reglas especiales a la hora de conceder un gol" "¿Y que reglas son esas?" me contestó. "No te preocupes, en cuanto se vaya a dar una ocasión ya te aviso yo". "Gracias Jose, confío en ti" ¡No sabes lo que estas haciendo muchacho, confiar en mi, con lo tramposo que soy, jejejeje!
                  En una de las jugadas que protagonizó Jakes, se regateó a uno, dos, tres... cuatro jugadores, llegó ante el portero, se lo regateó también y cuando estaba a punto de marcar le grité "¡Para, para! ¿No ves que estás en fuera de juego? te van a anular el gol". "¿En fuera de juego? ¿Y eso?" Me contestó un tanto sorprendido. A lo que rápidamente tuve que inventarme una respuestas convincente: "A ver ¿Cuantos contrarios tienes delante del balón?" "A ninguno" contestó. "Pues ahí lo tienes, estas en fuera de juego sin ninguna duda". En principio se quedó un tanto confuso pero luego reaccionó, le entregó la pelota a nuestro portero y me dijo escuetamente "Si tú lo dices...".
                   Y es que el pobre es muy buena persona pero un poco ingenuo. ¡Si, ya lo sé, queréis saber el resultado...! Pues nos ganaron 6 a 1, pero él solo marcó 2 goles, evité con mi artimaña que hiciera un hattrick que luego hubiera estado recordándomelo de por vida. Pero aparte de esto del deporte, lo que verdaderamente le diferencia de los demás es que se trata de una persona que se encuentra siempre en continua evolución. Su máxima preocupación reside en ser más... más... más... ¡Yo que sé! porque seguro que no lo sabe ni él. Siempre está preguntando. Le encanta saber. Pero digo yo ¿Saber qué y para qué?. Está obsesionado con saber. Si ve una golondrina pasar, se queda pensativo un rato y luego te dice "¿Te has parado a pensar porqué las golondrinas vuelven siempre al mismo nido?" Yo le miro con cara de aturdido y le digo "¿Golondrinas? ¿Que es eso? Si yo no diferencio un gorrión de un avestruz, como para saber que esas siempre vuelven al mismo nido todos los años". Entonces él suelta su hipótesis: "Yo creo que es porque son perezosas. No les gusta trabajar y como saben que ya tienen una casita hecha, pues no quieren volver a gastar energías en construirse otra". Le miro fijamente a los ojos y le digo "Si tú lo dices..." y es que nosotros con pocas palabras nos entendemos a la perfección.
                   Pero el otro día me dejó patidifuso con una nueva reflexión. Estando junto al puente de las flores en el cauce del rio, vimos pasar una bicicleta. se quedó absorto con la mirada clavada en las ruedas del vehículo y con voz profunda me espetó: "El hecho de que las ruedas de bici tengan radios y no sean compactas ¿Puede influir en la formación de tifones?" Le miré como siempre hago cuando se pone pensativo y le dije: "¿Y que tiene que ver una cosa con la otra?" Ya con tono de convencimiento me dijo: "¿No es casualidad que la zona del planeta donde más tifones se dan es justamente donde mas gente utiliza las bicicletas? China, Bangladesh, India... son los paises donde más personas viven y donde ese vehículo es el más utilizado. Si las ruedas fueran compactas como las de los coches, el aire no pasaría a través de ella, pero al tener radios sí lo hace y la fuerza con la que sale al atravesarla podría generar un aumento en la velocidad del aire que le circunda ocasionando con ello un aumento exponencial de la potencia de...." Le corté inmediatamente sus elucubraciones diciéndole "Si tú lo dices..." Y ahí terminó su disertación metafísica. Luego yo, una vez a solas y yendo de vuelta a casa, iba pensando en sus palabras y me decía a mi mismo: "¿Como puede su mente llevarle a pensar todas esas cosas? Si es que es un genio lo mires por donde lo mires. Si yo lo único que sé acerca del "tifron" es que es uno de los animales más peligrosos que existen, además, creo que es en Australia donde más abunda, sobretodo el gran "tifurón" blanco. ¿Y que leches tendrán que ver lo "Tifurones" con el aire?" Si es que llegamos a unas edades que "pa qué, pa qué". ¿Mentira o Verdad?
PD.: Todos los personajes utilizados en el relato son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia ¿O no? jejejejejeje.

8 comentarios:

  1. Esto del fútbol no lo entiendo,y lo del primo jakes, otro rollo de los que nos cuentas los lunes,en fin es muy versátil tu primo,sabe de casi todo,como tu..... .eltiodelavara.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gente inteligente es lo que mas abunda en mi familia ¡¡¡Y TU LO SABES!!!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. A vale ya leo en el final q es todo ficticio jaja

      Eliminar
  3. Pues deberias hacer uno sobre tu sobrina marta esa si q no es ficticia e inteligente como la q mas, ademas yo tb tngo nombre molón como vosotros para no ser reconocida..... Martuchona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Seguro que quieres que te dedique uno? Igual no te gusta lo que escribo de ti.... jejejeje
      Por cierto, el personaje si existe, el ya sabe quien es.

      Eliminar